TicTac Music

Discografía de Manic Street Preachers [Postcards From A Young Man]

postcards

Apenas ha pasado 1 año desde la publicación del gran Journal For Plague Lovers y los galeses se embarcaron en su siguiente trabajo, Postcards From A Young Man. Los Manics habían avisado que era su último intento verdadero por reventar el mainstream, es decir, realizar un álbum que sonase en todas las radios. Ellos ya habían tocado el éxito, las ventas y los premios con otros trabajos, pero en esta ocasión querían repetir. No se trata de hacer un disco totalmente comercial, si no coger toda la esencia de la banda y todo lo aprendido durante años y aplicarlo a la radiofórmula. No tuvo el impacto mediático deseado, ya que en 2010 las ventas de discos están ya por los suelos, porque las redes sociales han hecho que haya cien mil grupos indies que parece que molan más y porque ese público joven que puede auparte a los medios de comunicación está perdido en ese tipo de bandas. Y es una pena porque Postcards es un muy buen disco.

(It’s Not War) Just The End Of Love

En el vídeo de It’s Not A War vemos un gran plano secuencia de más de 3 minutos en el que Gales se enfrenta a la Unión Soviética por el título mundial de ajedrez. Una bonita metáfora de la evolución política de los miembros del grupo. El disco en general no es tan brillante como Journal, pero coge retazos de este y de Send Away The Tigers. Es una mezcla, con la crudeza y el optimismo metidos a partes iguales. No son temas cien por cien dirigidos a la radio, pero (It’s Not War) Just The End Of Love o Golden Platitudes son grandes temas muy fácilmente digeribles. En especial el último es la de las mejores canciones de Manic Street Preachers. Incluye colaboraciones de gente como Ian McCulloch (Echo & The Bunnymen) o Duff McKagan (Guns’n’Roses) que añaden riqueza al conjunto y la portada con Tim Roth es una bonita rara avis.

Some Kind Of Nothingness

Podría decirse que Postcards es a Journal como Everything Must Go fue a The Holy Bible. No es una analogía del todo exacta, pero hay algunos puntos en común. Por ejemplo, recurrir al optimismo después de un disco bastante denso y oscuro, canciones mucho más directas y sencillas con una buena base melódica y ganas del grupo por crecer y por sonreir. No quiero decir que haya trabajos en los que el grupo quiera que la tristeza nos invada, pero hay que diferenciar entre la parte curda y la parte azucarada de los galeses. Y quizá ahí radica su secreto, que no nos han empachado con el pop y han sabido aprovechar su base inicial para añadir los ingredientes exactos con los que quieren cocinar. Continúan las guitarras que James Dean Bradfield rescató en Send Away The Tigers y hacen de este disco un trabajo consistente, maduro y ambicioso, de lo mejor del rock británico de la actualidad. Lástima que queden enterrados por la novedad y frescura, pero estimo que con el tiempo estos discos de los Manics serán reinvindicados.

Golden Platitudes

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Contacto

Si quieres ser Blogger en music.tictac, ponte en contacto con nosotros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR